fbpx

Inicio de Año saludable

Iniciar un nuevo año es siempre: una nueva lista de propósitos y metas que la mayor parte del tiempo cumplimos en un 10%. El dejar de comer, hacer ejercicio, ser mejor mamá, organizarse mejor en el trabajo, tener una vida social activa o al contrario dejar de salir tanto. 

Sin embargo, en esta época de pandemia es aún más importante iniciar el año con hábitos saludables.

Realmente creo que todos deberíamos fijarnos objetivos que mejoren nuestro estado físico. 2020 nos puso a prueba con la salud, quizás es tiempo de escuchar a tu yo interno y consentir a tu cuerpo. ¿Alguna vez escuchaste que tu cuerpo era un templo? Pues realmente los es. 

Imagínate que de la misma forma que nos maquillamos y hacemos todo para lucir resplandecientes por fuera, hiciéramos los mismo por dentro. 

Cuerpo sano, mente sana

Dicen que un hábito se crea si te atreves a repetirlo durante 21 días. Esta vez quiero compartirte algunos hábitos sencillos y realizables para que puedas ayudar a tu cuerpo a estar bien y a protegerlo de todos los daños externos.

Desintoxícate 

Antes de iniciar cualquier rutina es necesario desintoxicar tu cuerpo. Imagínate comprar nueva decoración para una casa pero que la casa este llena de basura. Algo similar sería con nuestro cuerpo. Existen varias formas para desintoxicar:

  • Ajo: Es conocido por ser bueno para el corazón, pero también es un gran alimento para la desintoxicación por ser antiviral, antibacteriano y con propiedades antibióticas. Contiene una sustancia química llamada alicina, que promueve la producción de glóbulos blancos de la sangre y ayuda a combatir las toxinas. Aplasta un poco de ajo y agrégalo a la comida.
  • Té verde: Una de las mejores maneras de desintoxicación es añadir té verde en la dieta. Es fuente de antioxidantes y protege al hígado de enfermedades, incluyendo la de «hígado graso». 
  • Jengibre: Se usa para aliviar las náuseas, mejorar la digestión, reducir la hinchazón y también los gases. Es también rico en antioxidantes y bueno para fortalecer el sistema inmunológico. Añade jengibre rallado a zumos o toma té de jengibre con regularidad.
  • Limón: Uno de los alimentos más populares y eficaces para desintoxicar. Es una fuente de vitamina C y antioxidantes. Cuida la salud de la piel y también tiene un efecto alcalino en el cuerpo. Esto significa que puede ayudar a restablecer el equilibrio del pH del organismo, lo que ayuda al sistema inmunitario. Comenzar el día con un vaso de agua caliente y zumo de limón ayuda a eliminar toxinas y a limpiar.

Practica ejercicio

Si sueles ser perezosa para ejercitarte, puedes optar por caminar. Camina todos los días 30 minutos, o inicia poco a poco con unos 10 minutos y en dos semanas 20 hasta llegar a 30 minutos. Según el ACSM (Colegio Americano de medicina del Deporte), caminar a buen ritmo 30 minutos al día, o como mínimo cinco días a la semana, es la actividad física más beneficiosa para la mayoría de los mortales. Andar a un paso adecuado reporta tantos beneficios que la propia OMS ya declara las caminatas como la mejor medicina para combatir el sedentarismo, responsable en gran medida de las enfermedades cardiovasculares derivadas del sobrepeso y la mala alimentación. 

Refuerza tus defensas

Una vez que desintoxicaste tu cuerpo, es momento para completar con una buena dosis de vitaminas.  Existen muchos complementos alimentarios en farmacia. Sin embargo, algunos alimentos también se destacan por su fuerte poder en vitaminas. 

Remolachas: Aportan magnesio, hierro y vitamina C, que proporcionan beneficios para la salud. Este superalimento es conocido por mantener los niveles de colesterol y por actuar como una gran herramienta para la desintoxicación del hígado. La remolacha se puede tomar cruda o cocida, y también en forma de jugo. 

Opta por comer sano, mínimo 5 frutas y verduras al día. Evita las grasas y las comidas altas en calorías.

Ejercita tu cerebro 

No solo somos lo que comemos, también somos lo que vemos y escuchamos.  Qué tal si optas por lecturas constructivas, documentales o simplemente descubrir algo nuevo un instrumento, un libro, etc.

Cambia tus rutinas

Ten mucho sexo

Mente sana, cuerpo sano, está comprobado que el estrés debilita tu sistema inmune. Opta por tener buenas relaciones con tu pareja. A pesar de que no se puede considerar una alternativa al ejercicio diario, tener un orgasmo es una actividad cardiovascular. “Aumenta tu frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia respiratoria”, dice Berman. Además, al igual que el ejercicio “cardio” también libera endorfinas y quema calorías 

Decora tu templo

Aprovecha el uso de las mascarillas para dejar respirar tu piel, para evitar maquillarte e hidratar y que se regenere.

Existen muchos hábitos que te permitirán estar a gusto y sentirte sana. Lo importante es cuidar de ti y amarte. 

ACS
Últimas entradas de ACS (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.