fbpx

La presión de ser millenial

La generación única, esa que va a cambiar al mundo y a revolucionarlo, los que no se conforman con nada, que son innovadores, que no tienen miedo, que son visionarios y no descansan, ese es el peso que tenemos los millennials. Es increíble la cantidad de estereotipos que puede llegar a tener una generación y lo complejo que es que piensen que, por haber nacido en un periodo de tiempo determinado, somos de “x” o “y” forma. En este artículo queremos analizar porqué a los millennials nos han dado un peso tan grande, que muchas veces puede llegar a convertirse en presión.

¿Han tenido esa sensación de que nada está bien?, ¿Que a los 30 ya debemos ser dueños/as de una súper empresa? Y ni hablemos del requisito de que ya deberías al menos conocer 10 países en el mundo, ese Eurotrip no va a esperar toda la vida. Además, tener la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar del planeta y en el momento que sea, y ni hablemos de pobre de aquel que quiera casarse siendo joven aún. En este mundo, sabemos que cada etapa de la historia ha tenido miles de prejuicios y paradigmas que luego han sido rotos, sin embargo, hay varios que siguen presentes.

Recuerdo que, en una de las conversaciones que he tenido con mi abuela, me contaba que a sus 30 años ya tenía 4 hijos, trabajaba, ya había comprado su propia casa junto a mi abuelo y tenía la ayuda de una niñera y una persona que se encargaba de la limpieza de la casa; ¿se imaginan que nosotros tengamos la posibilidad de tener la ayuda necesaria y alcanzar algunos objetivos en solo la tercera década de vida? A veces eso podría sonar a utopía.

Si hay esperanza y sueños

Este articulo no se trata de señalar todo aquello que no tenemos y frustrarnos, sino de en realidad entender que cada ser humano va a su propio ritmo. Las reglas sociales antiguas siempre apuntaban a una estabilidad laboral, un modelo de familia, un ciclo de vida en el que crecer, estudiar, encontrar un buen trabajo, permanecer años de años en ese mismo lugar y mientras tanto tener hijos que después seguirían los mismos pasos, parecía lo más normal. Y aunque no estoy criticando ningún estilo de vida, si siento que, a esta generación de soñadores, nos ha costado mucho más establecernos y echar raíces.

¿Sabían que somos la generación con mejor preparación académica, pero con los peores sueldos? Pues, cada día la competencia es más y más grande. En el ámbito laboral, es muy complejo conseguir un trabajo en el que no pidan ya varios años de experiencia y a la vez un título de cuarto nivel, además saber por lo menos 2 idiomas y varios requisitos que cada día se van uniendo a una gran lista. Entonces, resaltar es más complicado, diferenciarse de los demás es todo un reto, pues ya no somos una generación que se deja llevar por lo que ha sido establecido.

El descubrimiento

Esa misma curiosidad que tenemos de conocer más al mundo y a sus habitantes, nos ha permitido tener otro tipo de visión acerca de lo que cada uno quiere. Lo interesante es que mientras más oportunidades se van desarrollando, más abrumados podemos llegar a sentirnos, pues como les decía anteriormente, la competencia no se detiene jamás.

Muchas de las veces también nos han dicho inestables, que no tenemos un rumbo fijo, que no sabemos que queremos de la vida y aunque pueden ser cosas que nos pasen como generación, no creo que sea algo negativo. Si algo he aprendido de nosotros los millennials, es que nos gusta movernos. Quedarse en el mismo lugar puede ser a veces hasta aburrido. En dónde queda la emoción de proyectos nuevos, de dar un giro a la vida, de literalmente alcanzar esos sueños que teníamos cuando éramos niños.

Para mí, lo más importante sin duda es lo que cada uno cree de sí mismo, nosotros somos los únicos responsables de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra existencia y el camino que queremos recorrer Definitivamente si estamos en este mundo, es para hacer aquello que nos traiga felicidad.

Claudia Loaiza

Clau Loaiza
Últimas entradas de Clau Loaiza (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.